Consejos de viaje> Planificación de las mejores vacaciones familiares a Washington DC

Planificación de las mejores vacaciones familiares a Washington DC

Las mejores vacaciones familiares a Washington D. C.

Para muchas familias estadounidenses, visitar la capital de nuestro país está cerca del primer puesto de la lista de viajes que hay que hacer. Llena de sabiduría tradicional y patriotismo (y numerosas atracciones sin cargo), Washington D. C. ofrece una aventura interactiva por la historia estadounidense que no costará una fortuna.

Estos son cinco consejos para planificar las mejores vacaciones familiares a Washington D. C.:

Haga por adelantado una lista de lugares que "hay que ver". Washington está atiborrada de actividades, pero sin tiempo y energía, no se puede ver todo. Planificar por adelantado lo ayudará a seleccionar y priorizar las actividades para toda la familia que "hay que ver". La mayoría de las atracciones principales se encuentran en un área compacta que se puede recorrer a pie. Tome nota de los horarios de cada atracción, así no termina encerrado dentro o sin poder entrar… (¿Recuerda Una noche en el museo?)

Hablando de museos, el Instituto Smithsoniano es el museo y complejo de investigación más grande del mundo. Asegúrese de incluir al menos algunos de los 18 museos, galerías y el National Zoo en su lista de las cosas que "hay que ver". La mayoría de los museos y el zoológico tienen entrada gratuita y abren todos los días del año, excepto el 25 de diciembre. Se dice que el Museo Nacional del Aire y el Espacio es el más popular y adecuado para niños. Otros museos notables incluyen el Museo Internacional del Espionaje, el Museo del Holocausto, Newseum y el National Building Museum.

Empaque su calzado para caminar, cámara y algo de energía extra, pero no demasiada. La mayoría de los monumentos famosos se encuentran en el National Mall, un área de tres kilómetros que incluye el Monumento a Lincoln, el Capitolio de Estados Unidos, el Monumento a Thomas Jefferson, el Monumento a Washington y el Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial. Para poder entrar a casi todas las atracciones de D. C., se exige la revisación de sus bolsos y que se deshaga de los alimentos y el agua en un control de seguridad del estilo de los aeropuertos. Visite el sitio web de las atracciones para ver exactamente qué se permite, pero menos es mejor.

¿Le preocupa que los niños se aburran caminando de monumento a monumento? Hable con un guardaparques para que les dé su propio libro de actividades de guardaparques júnior.

Haga reservaciones y solicite los boletos seis meses antes de su viaje. Si bien las entradas son sin cargo, se solicitan boletos para muchas atracciones, como un paseo por el Capitolio de EE. UU. o una visita a la cima del Monumento a Washington. Estos boletos se agotan con rapidez, pero se pueden adquirir por adelantado. Asimismo, los hoteles pueden llenarse rápidamente y aumentar los precios según la temporada, así que reserve seis meses antes para asegurarse de conseguir el mejor precio posible. Los períodos más populares y costosos para ir comprenden desde mediados de marzo hasta mediados de junio y desde mediados de septiembre hasta principios de noviembre.

Una de las cosas que probablemente no quiera perderse es el paseo por la Casa Blanca. Deberá comunicarse con su miembro del Congreso para solicitar la visita. Las solicitudes deben enviarse al menos tres semanas por adelantado y hasta seis meses antes de su viaje, si es posible.

Pasee por toda la ciudad. Es fácil ceñirse a las actividades del National Mall debido a su proximidad, pero los 176 kilómetros cuadrados del Distrito de Columbia cuentan con muchas otras atracciones. Disfrute de una vista panorámica de toda la ciudad con un viaje a la cima de la Catedral Nacional de Washington. En la Pilgrim Observation Gallery de la catedral, disfrutará de una vista de 360 grados sin obstrucciones de la ciudad, mientras los niños pueden buscar gárgolas y una escultura oculta de Darth Vader.

Visite el vecindario de Georgetown, que evolucionó de una ciudad portuaria del siglo XVIII. Haga compras en las diversas boutiques, admire la hermosa arquitectura y haga una caminata por los históricos Chesapeake y Ohio Canal. Georgetown es conocido como uno de los mejores destinos gastronómicos de D. C. Además, no deje de disfrutar de las delicias dulces del famoso Georgetown Cupcakes, la tienda de cupcakes que aparece en la serie de la red de televisión TLC, DC Cupcakes.

¡Reciba consejos de amigos, familiares y lugareños! Puede obtener valiosos consejos de viaje de familiares y amigos que hayan visitado Washington D. C. Quienes lo conocen bien pueden ofrecerle consejos acerca de las atracciones que su familia disfrutará más. ¡Pero no desestime los consejos de los lugareños! Una sencilla búsqueda en Internet lo conectará con muchos blogs de viaje locales que ofrecen valiosos detalles sobre las experiencias de otras personas. Estos sitios también contienen consejos exclusivos para ahorrar tiempo y dinero.

Como en cualquier viaje de vacaciones, sea flexible con sus planes en caso de que surja algún imprevisto, como sitios cerrados o mal clima. Y recuerde que está de vacaciones creando recuerdos que durarán por siempre. Relájese y diviértase.